ADICCIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES: ¿ES MI HIJO ADICTO A LOS VIDEOJUEGOS?

Investe Psicólogos Gandia

ADICCIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES: ¿ES MI HIJO ADICTO A LOS VIDEOJUEGOS?

En los últimos años las nuevas tecnologías han invadido nuestras vidas. Los videojuegos son el principal juego de ocio de los niños y adolescentes de esta época, llegando en muchos casos a crear una adicción alarmante.

La adicción se da cuando una persona necesita un estímulo concreto para lograr una sensación de bienestar y por lo tanto, supone una dependencia mental y física frente a ese estímulo. En este caso, hay una fuerte dependencia hacia los videojuegos que se caracteriza por ser una actividad que ocupa demasiado tiempo en la vida de los niños y de los adolescentes, lo cual conlleva una serie de consecuencias negativas.

Adicción a las nuevas tecnologías

Criterios alarmantes de la adicción a los videojuegos

  1. Tolerancia al juego. El niño o el adolescente necesita jugar cada vez más, está absorto al jugar. No aparta la vista de la pantalla y no suele atender cuando le llaman.
  1. Abstinencia. Se ponen nerviosos, irritables o con ansiedad cuando no pueden jugar o cuando es el momento de dejar de jugar.
  1. Obsesión. Se obsesionan con determinados juegos, pensando continuamente en éstos aunque estén realizando cualquier otra actividad diaria, como pueden ser los deberes, comer con los padres, etc.
  1. Trastorno del sueño. Pierden el control del sueño, se proponen jugar una hora y acaban jugando cinco.
  1. Pérdida de interés en otras actividades que antes practicaban. Dejan de practicar deporte u otras actividades lúdicas de las que disfrutaban.
  1. Problemas familiares y sociales. Se produce un mayor distanciamiento de la familia, perdiendo comunicación con el niño o el adolescente, con discusiones constantes. Del mismo modo ocurre con los amigos, perdiendo el interés por relacionarse.
  1. Problemas con los estudios. No estudian lo suficiente porque dedican más tiempo a los videojuegos.  Empiezan a suspender exámenes o bajan el rendimiento académico cuando antes no ocurría.
  1. No respetan los horarios estipulados de juego.

 Adicción a las nuevas tecnologías

Estos criterios tienen que producirse de forma continua, es decir, para que se considere una adicción deben prolongarse en el tiempo, haciendo que el niño o adolescente acabe prescindiendo de cosas importantes de su vida.

Los videojuegos en si no son malos, también tienen sus consecuencias positivas, no son un problema si son una actividad más. Por lo que es importante poder reconocer estos criterios alarmantes en un niño o adolescente y saber que la adicción a las nuevas tecnologías cuenta con tratamiento y que conviene pedir ayuda cuando no se ve la manera de atajarlo en casa.

Si ves reflejado en tu hijo o hija muchos de estos criterios alarmantes, no dudes en contactarnos. En Investe Psicólogos disponemos del tratamiento psicológico adecuado y personalizado para cada niño o adolescente, según se trate de adicción o de un uso excesivo de móvil, tablet, videojuegos, whatsapp o redes sociales.