CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL EN ADOLESCENTES

consumo-excesivo-alcohol

CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL EN ADOLESCENTES

El consumo excesivo de alcohol en adolescentes se considera un patrón de consumo de tipo intermitente caracterizado
por la ingestión de elevada cantidad de alcohol en un breve espacio de tiempo. El atracón de alcohol tiene distintas consecuencias para el consumidor y su entorno según la edad del mismo, no es igual el consumo en exceso de una persona madura que de un adolescente, pues las consecuencias son mucho peores en los adolescentes. En nuestro país, el 86% de los estudiantes españoles se inicia en el consumo de alcohol antes de los 15 años de edad. 

Los consumos cada vez más precoces y frecuentes indican la necesidad y urgencia de atajar este fenómeno en edades tempranas, y para ello, es fundamental lograr detectar casos problemáticos. La forma más sencilla y eficaz es a través de las preguntas directas acerca del consumo. Es el método más sencillo para evaluar el consumo es la pregunta directa acerca de la frecuencia, la cantidad y la existencia de un patrón en atracón; como por ejemplo:  En un día cualquiera, ¿cuántas veces al mes bebe más de 5 bebidas en una sola ocasión?. Este tipo de acercamiento es muy recomendable como una primera toma de contacto tanto en contextos clínicos como preventivos. La comorbilidad en el adolescente y en el joven adulto, suele ser muy frecuente cuando existe un trastorno por consumo de alcohol. Entre todos los cuadros psicopatológicos, destacan los trastornos del comportamiento, del humor, de la ansiedad y, por supuesto, otros trastornos por consumo de sustancias. También se pueden observar en estos adolescentes historia de maltrato psicológico, físico y/o trauma, y de conductas autolesivas.

consumo-alcohol-investe

CONSECUENCIAS DERIVADAS DEL CONSUMO EXCESIVO

Las cantidades de alcohol que tendrían en un adulto poco efecto,  en los adolescentes puede tener efectos significativos en el cuerpo de un menor, impidiendo en muchos casos, procesos del desarrollo físico.

  • Importantes alteraciones estructurales y funcionales que se relacionan con deficiencias en procesos neuropsicológicos y de memoria, funciones visoespaciales y funciones ejecutivas asociadas al córtex prefrontal.
  •  Tienen un hipocampo (órgano del cerebro encargado de la memoria) 10% más pequeño en comparación con jóvenes que no ingieren alcohol de forma excesiva, lo cual se evidencia en dificultades para aprender y almacenar nueva información.
  • Resultados bajos en el rendimiento escolar (ausentismo escolar, baja motivación…)
  • Cuanto antes se inicie el consumo mayor predisposición se adquiere a tener problemas con el alcohol y otras drogas  (cocaína, marihuana…) cuando es adulto.
  • Se agudiza el carácter impulsivo y poco reflexivo.
  • Mayor predisposición a enfermedades respiratorias y a contraer infecciones.
  • Mayor probabilidad de desarrollar problemas del estado del ánimo (ansiedad, depresión…).
  • Mayor predisposición a Trastornos cardiovasculares, gástricos y del sistema endocrino.
  • Aumento en la probabilidad de realizar conductas sexuales de riesgo que pueden llevarlos a contraer enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.
  • Mayor probabilidad de ser víctima de delitos como violación, robo y agresión.

Muchos efectos del alcohol durante la adolescencia son permanentes y se mantienen en la edad adulta.