¿Sabes que es la ansiedad social?

La persona que sufre de ansiedad social siente una serie de sensaciones físicas y psicológicas de incomodidad.

En la mayoría de los casos, la sensación se produce cuando se está en contacto con otras personas.

Casi todo el mundo siente un poco de ansiedad social cuando estamos ante personas que no conocemos, pero existen casos que estas acciones se convierten en limitantes ya que la ansiedad social no es lo mismo que estar nervioso, esta puede ser muy debilitante.

¿Por qué me siento así?

La ansiedad social es un trastorno del estado de ánimo en el que una persona siente ansiedad o incomodidad al estar en contacto con otras personas.

Suele afectar al trabajo, a tu vida social y a la familia. Puedes sentirte ansioso por una reunión de familia, trabajo o por una cita.

El sentimiento que más prevalece en las personas con ansiedad social es la inseguridad al hablar, sentirse juzgados continuamente y todo esto porque se sienten atrapados al no poder salir de la situación.  

Los síntomas más comunes pueden variar de persona a persona. Algunas personas pueden sentirse muy ansiosas y otras muy poco ansiosas. Dentro de estos síntomas pueden tener también: Miedo a hablar en público, hablar con personas que no conocen, hacer preguntas, ser evaluado, ser rechazado, ser criticado, etc.

¿Por qué tengo ansiedad social?

La causa exacta de la ansiedad social no se conoce. Pero se cree que es una combinación de factores genéticos y ambientales.

Los factores genéticos pueden jugar un papel en el desarrollo de la ansiedad social. Si tienes un familiar cercano con ansiedad social, es más probable que la desarrolles tú también.

 Los factores ambientales pueden incluir el bullying o acaso escolar, el abuso o el trauma. Si has experimentado estos eventos, es más probable que desarrolles ansiedad social.

¿Cuáles son las situaciones que me pueden generar ansiedad?

  1. Estar en un lugar lleno de gente (supermercado, concierto de música, fiesta, discoteca, restaurante…)
  2. Tener que hablar en público (delante de grupo de amigos, con compañeros de trabajo, en una reunión o conferencia…)
  3. Estar en una entrevista de trabajo
  4. Tener una cita

¿Cómo puedo controlarla?

  1. Estar preparado: Si tengo una presentación, asegurarme estar familiarizado con el material, prepararlo con tiempo.
  2. Aprender técnicas de relajación: Respiración profunda (diafragmática) o yoga que puedan ayudarme a calmarme en situaciones de emergencia
  3. Aprender a controlar los pensamientos: intentar enfocarme en los pensamientos y manejarlos de forma en que no nos controlen a nosotros y no generar emociones que puedan secuestrarnos para no enfocarnos en lo que me puede salir mal.
Ansiedad Social
Ansiedad Social

Todo lo descrito anteriormente me ayudará a estar más tranquilo y relajado, lo que reducirá mi ansiedad social.

Me ayudará a enfocarme en las cosas importantes y no sentirme continuamente desbordado y sin ganas de realizar ninguna actividad en la que la interacción social sea la causa.

El ejercicio físico también nos puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

Comer una dieta saludable evitando el consumo de cafeína, alcohol y tabaco, que pueden exacerbar los síntomas.

Dormir bien, ya que el descanso es esencial para mantener el nivel de energía y el estado de ánimo.

Con todo esto conseguiremos que nuestro cuerpo se vaya acostumbrando a las situaciones de más interacción social.

Debemos afrontarlas para que el miedo no sea nuestro peor enemigo.

Es muy importante saber utilizar cada uno de estos consejos y no enfrentarse a situaciones que nos generen mucha ansiedad para que no aumente el problema si no que consigamos disminuirlo hasta poder controlarlo.

El equipo de INVESTE dispone de profesionales para el tratamiento de este tipo de problemáticas. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te sientes identificado o tienes un familiar o conocido con este problema.  

Llama ahora