La Trampa de la justicia.

Los seres humanos estamos condicionados a buscar continuamente la justicia en la vida, cuando no conseguimos encontrarla comenzamos a sentir enfado, ansiedad o frustración. Es mucho más útil busca la fuente de la eterna juventud o algún otro mito por el estilo.

La justicia no existe. Nunca ha existido y jamás existirá. El mundo no ha sido organizado de esta manera. La justicia se ha convertido en un concepto mitológico.

El mundo y la gente son injustos todos lo días. Podemos escoger ser felices o desgraciados, esta elección no tendrá que ver con la falta de justicia que vemos alrededor

¡No es justo!

La sed de justicia puede llegar a infiltrarse en tus relaciones personales y evitar que te comuniques eficientemente con los demás.

Para poder considerar que algo es injusto tienes que compararte con otra persona.

Tu mente funciona más o menos así: “Si ellos pueden hacerlo, yo también”. “¡No es justo que tú tengas más que yo!” “Pero si yo no pude hacer eso, ¿por qué́ lo vas a hacer tú?”.

Al final convertimos todos esos pensamientos irracionales en malestar propio es dejar que el comportamiento de los demás sea más significativo, más importante que el tuyo propio.

Si te cargas con frases como “Si él puede hacerlo, yo también…”, vivirás tu vida según lo que piensan los demás y no creándola tú mismo a tu manera.

La trampa de la justicia
La Trampa de la justicia

Los celos como arma para la exigencia de justicia

Si los celos interfieren en tu vida y te producen una inmovilidad emocional, lo que debes hacer es proponerte como meta eliminar este tipo de pensamiento inútil y perjudicial.

Los celos son en realidad una manera de exigirle a alguien que te quiera de cierto modo específico y tú dices “No es justo”, cuando no lo hacen.

Esto proviene de una falta de confianza en ti mismo, simplemente porque se trata de una actividad dirigida a los otros. Permites que el comportamiento de otra persona te produzca incomodidad emocional.

La gente que realmente se quiere a sí misma no opta por los celos ni se deja perturbar cuando alguna otra persona no actúa con justicia.

Nunca podrás predecir cómo reaccionará el ser que amas ante otro ser humano, pero si escoge ser afectuoso o amable, tú solo puedes experimentar la inmovilidad de los celos si consideras que sus decisiones tienen algo que ver contigo.

Eso depende de ti; es tu elección. Si un miembro de una pareja se enamora de un tercero, no es que sea “injusto”, simplemente es. Si le consideras injusto, probablemente terminarás tratando de imaginarte por qué.

¿Es verdad que demando demasiada justicia?

A continuación os dejamos varios comportamientos de personas demandantes de justicia:

  1. Quejarse de que otros ganan más dinero por hacer el mismo trabajo que haces tú.
  2. Decir que no es justo que Cristiano Ronaldo, Rafa Nadal, entre otros,  ganen unos sueldos tan altos y molestarte por ello.
  3. Molestarte porque otros cometan infracciones impunemente mientras que a ti siempre te cogen.
  4. Todas las frases del tipo de “¿Acaso yo te haría algo así?”, con la pretensión de que todo el mundo tiene que ser exactamente igual a ti.
  5. Corresponder siempre cuando alguien te hace un favor. Si tú me invitas a cenar, yo te debo una cena a ti o por lo menos una botella de vino.
  6. Corresponder al beso que se te da o decir “Yo también te quiero”, en vez de aceptarlo y expresar tus propios pensamientos cuando escojas hacerlo.
  7. Sentirte obligado a tener relaciones sexuales con alguien, aunque no quieras hacerlo porque simplemente no es justo no cooperar. De ese modo, funcionas debido a una motivación de justicia en vez de hacer lo que realmente deseas en ese momento presente.
  8. Insistir siempre en que las cosas tienen que ser consecuentes.

Podemos ayudarte

Si te sientes identificado con algunos de este comportamiento significa que necesitas trabajar la manera de pensar ya que te está afectando física y psicológicamente.

Es imprescindible desmentir todas estas creencias y valorarte a ti mismo.

El equipo de INVESTE dispone de ambos profesionales para el tratamiento de este tipo de problemáticas. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te sientes identificado o tienes un familiar o conocido con este problema.  

Llama ahora