Las consecuencias de estar siempre a dieta: el ciclo de la dieta eterna

Qué es una dieta hoy en día

El concepto de estar a dieta ha cambiado en los últimos tiempos. El significado primario de la palabra dieta es “ lista de alimentos que tomamos a lo largo del día”. Sin más.

Pero hoy en día utilizamos la palabra dieta para definir exclusivamente lo que comemos para perder peso, asociado además con una serie de juicios que hemos vinculado a la dieta para perder peso como son restricción, sacrificio, aburrimiento, hambre, etc.

La obesidad es hoy en día uno de los trastornos crónicos no transmisibles con más frecuencia del mundo occidental y esta situación unida a la gran demanda de las personas con sobrepeso para mejorar su situación, ha propiciado la aparición de muchos métodos para perder peso. Es común escuchar dietas con nombre propio que aseguran tener la clave del éxito para lograr mejorar la salud y la composición corporal de las personas con sobrepeso.

En qué consiste el ciclo de la dieta eterna

El ciclo de la dieta eterna es un círculo vicioso en el que muchas personas deseando mejorar su físico y su autoimagen, se han visto envueltas y con dificultades de escapar de él. Consiste en someterse a una dieta, que suele ser restrictiva pero puede también no serlo,  durante un tiempo determinado.

En este tiempo generalmente las personas viven una etapa de restricción, de privación, de obligación que en algún momento les lleva a romper con la dieta y las rutinas porque experimentan hambre emocional o ansiedad con la comida. Pueden romper con la dieta en un momento en que se ven incapaces de continuar.

Sin embargo también puede darse que rompan con la dieta cuando han conseguido los resultados prometidos y llegan a sentirse cómodas con su imagen. Pero al no haber aprendido a mantener sus hábitos en el tiempo o haber construido hábitos con los que disfruten, deja de tener sentido continuar con la rutina de la dieta.

En este punto regresan a los hábitos alimentarios que mantenían antes de realizar la dieta. En la mayoría de ocasiones, se le suma una mala gestión emocional que acaba en ansiedad por comer. Esto provoca un aumento de peso pero no solo un aumento de peso, sino el empeoramiento del estado de salud de la persona.

Al encontrarse de nuevo en la situación inicial, tras un tiempo vuelven a someterse a una dieta. Círculo que se mantiene durante años.

estar siempre a dieta

Qué consecuencias tiene estar siempre a dieta

Someterse continuamente a dietas puede llevar a:

  • Una mala relación con la comida en la que se gestionan muy mal los momentos de apetito y estrés.
  • Mala relación con uno mismo pues la culpa y el autocastigo están presentes.
  • Una concepción errónea de lo que está bien comer y está mal comer, concepto erróneo y muy limitante.
  • Nunca se llega a mantener constante la mejora física que se asocia a comer sano.
  • Empeoramiento del metabolismo del paciente dieta tras dieta, esto quiere decir que cada vez es más difícil la pérdida de grasa.
  • Empeoramiento del autoestima y autoconcepto del paciente.
  • Desnutrición debido a que no se respetan las necesidades reales de nuestro cuerpo.
  • Mantener creencias negativas y erróneas sobre lo que es comer sano
  • Nunca se disfruta en plenitud de hábitos de alimentación saludables o de las comidas sociales.

Cómo dejar de estar siempre a dieta

Salir del ciclo de la dieta eterna es un proceso en muchos casos lento y difícil, pues el paciente se enfrenta a toda una serie de creencias que ha considerado verdad por mucho tiempo acerca de lo que es comer sano o no para perder peso. Esto puede producir cierta sensación de miedo e inseguridad en el comienzo.

Sin embargo, es totalmente aconsejable y beneficioso lograr construir hábitos que duren en el tiempo, sin fecha de caducidad, que permitan al paciente disfrutar de su forma de comer a la vez que aprende a cuidarse y mantener hábitos que ayuden a su salud y a su composición corporal. Que los hábitos de alimentación tengan continuidad es la clave.

Para ello es fundamental trabajar a varios niveles:

  • Conocimientos de comida saludable basados en la evidencia científica.
  • Herramientas para la gestión del hambre emocional
  • Mejorar el dialogo que tenemos con nosotros mismos cuando no cumplimos los hábitos propuestos
  • Entrenar la disciplina flexible y la constancia basada en el autocuidado
  • Trabajar las creencias limitantes en torno a la comida saludable y la pérdida de peso

¿Es bueno estar a dieta siempre?

La pregunta “¿Es bueno estar siempre a dieta?” es una inquietud común en la sociedad actual, donde la presión por alcanzar y mantener un peso ideal puede llevar a muchos a adoptar regímenes alimenticios continuos. En el ámbito de la psiconutrición, se exploran los efectos físicos y psicológicos de estar siempre a dieta, destacando la importancia de un enfoque equilibrado hacia la alimentación y el bienestar integral.

Estar siempre a dieta puede tener varias repercusiones negativas tanto para el cuerpo como para la mente. Desde un punto de vista físico, las dietas restrictivas a largo plazo pueden causar deficiencias nutricionales, pérdida de masa muscular y una disminución del metabolismo.

 El cuerpo humano necesita una variedad de nutrientes para funcionar correctamente, y las dietas estrictas pueden privarlo de vitaminas, minerales y otros componentes esenciales, llevando a problemas de salud como la anemia, la osteoporosis y la fatiga crónica.

Además, las dietas continuas pueden tener un impacto negativo en el metabolismo. Cuando el cuerpo se acostumbra a recibir menos calorías de las necesarias, puede entrar en un estado de “ahorro de energía”, reduciendo el ritmo metabólico para conservar energía. Este fenómeno puede dificultar la pérdida de peso a largo plazo y, en algunos casos, provocar un aumento de peso una vez que se abandona la dieta.

Desde una perspectiva psicológica, estar siempre a dieta puede contribuir a una relación poco saludable con la comida. Las restricciones alimentarias constantes pueden llevar a una obsesión con la comida y el peso, aumentando el riesgo de desarrollar trastornos alimentarios como la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón.

 Además, la restricción crónica puede provocar sentimientos de culpa y vergüenza cuando no se cumple la dieta, lo que puede afectar negativamente la autoestima y el bienestar emocional.

El enfoque de la psiconutrición aboga por un equilibrio entre la nutrición y la salud mental, promoviendo una relación saludable y sostenible con la comida. En lugar de estar siempre a dieta, se recomienda adoptar un enfoque de alimentación intuitiva, que se basa en escuchar las señales del cuerpo sobre el hambre y la saciedad. Este enfoque fomenta la autonomía y la confianza en las decisiones alimentarias, lo que puede mejorar la relación con la comida y reducir el estrés asociado a las dietas continuas.

Asimismo, la psiconutrición destaca la importancia de una dieta equilibrada que incluya una variedad de alimentos nutritivos sin restricciones severas. En lugar de centrarse en la restricción calórica o la eliminación de ciertos grupos de alimentos, se promueve una alimentación consciente que valora la calidad nutricional y el placer de comer. Este enfoque puede ayudar a mantener un peso saludable a largo plazo sin los efectos negativos asociados a las dietas restrictivas.

En resumen, estar siempre a dieta puede tener consecuencias físicas y psicológicas perjudiciales. La psiconutrición propone un enfoque equilibrado y sostenible hacia la alimentación, promoviendo una relación saludable con la comida y el bienestar integral.

Adoptar una alimentación intuitiva y consciente puede ser la clave para mantener un peso saludable y disfrutar de una vida plena y satisfactoria. Este enfoque no solo mejora la salud física, sino que también fortalece la salud mental, creando una base sólida para un bienestar integral.

estar siempre a dieta

Cuándo pedir ayuda y a que especialista

Si observas cualquiera de los factores que hemos señalado en este artículo puede ser un buen momento para pedir ayuda.

En Investe psicólogos te acompañamos en el proceso de desapego de las dietas, apoyándote y aportando el conocimiento y herramientas suficientes para que aprendas a sentirte bien comiendo de forma saludable y constante en el tiempo.

Llama ahora