¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad del ser humano para superar situaciones adversas  e incluso salir fortalecido de ellas. La resiliencia no es la cualidad con la que naces, no es hereditaria.  Es una cualidad que tú puedes ir  desarrollando a lo largo de tu vida.

Una y otra vez nos enfrentamos a situaciones difíciles, donde parece que ninguna solución es buena, o simplemente, no hay solución. Sin embargo, toda crisis lleva un componente de amenaza unido a un componente de oportunidad. La amenaza se ve claramente y va unida al estrés. En cambio, la oportunidad puede permanecer oculta, pero siempre está ahí. El impacto emocional de las crisis nos impide ver las oportunidades que lleva consigo, porque la mente se centra en la pérdida o en el peligro.

En las crisis siempre hay una posibilidad de desarrollo personal: aquellas personas que consiguen superar una crisis no sólo sobreviven a ella, sino que salen fortalecidas y son un apoyo y consuelo  para los demás. A esto le llamamos resiliencia.

La resiliencia distingue  DOS COMPONENTES :

  • La resistencia frente a la  destrucción: la capacidad de proteger la propia integridad  bajo presión.
  • La capacidad para desarrollar  conductas positivas pese a las circunstancias difíciles.

Gracias a la resiliencia saltamos desde la adversidad: la amenaza que sentimos se transforma en un impulso para dar un salto y volver a colocarnos. Pero sin ese sentimiento de amenaza, no saltaríamos con tanta fuerza, es decir, la resiliencia emerge en condiciones de contacto con el dolor.

¿Qué es la resiliencia?

CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS RESILIENTES:

  1. Son conscientes de sus limitaciones y se apoyan en sus fortalezas.
  2. Creatividad: capacidad de transformar la    experiencia dolorosa en algo bello o útil.
  3. Confían en sus capacidades.
  4. Asumen las dificultades como una oportunidad para aprender.
  5. Practican la conciencia plena: se centran en el aquí y ahora.
  6. Son objetivos y optimistas.
  7. No intentan controlar las situaciones. Aprenden a tolerar la incertidumbre.
  8. Son flexibles ante los cambios.
  9. Son perseverantes en sus propósitos.
  10. Afrontan la adversidad con humor.
  11. Buscan la ayuda de los demás y el apoyo social.

¿Cómo podemos reforzar nuestra resiliencia?

Los psicólogos y psiquiatrías consideramos que la resiliencia puede desarrollarse y refrozarse. Nadie nace preparado y, como cualquier parte del cuerpo o cualquier habilidad personal, se puede entrenar. La forma más eficaz de hacerlo es adoptando una serie de pautas para conocerse a uno mismo y a la forma en la que afrontamos la vida en nuestro día a día.

  1. Rodearse de personas con una actitud positiva, que nos valoren y nos escuchen, y por supuesto, evitar siempre las relaciones tóxicas. Así, los buenos amigos y la familia son clave para reforzar nuestra resiliencia.

2. Cuidarnos, tanto física como mentalmente ya que la resiliencia empieza en nosotros mismos. . Debemos descansar, comer bien y hacer ejercicio con regularidad. Prestar atención a nuestro deseos y realizar siempre actos de autocuidado nos ayudará a reforzar la resiliencia.

3. El humor y el optimismo son otros mecanismos para fortalecer nuestra resiliencia. Es decir, buscar las pequeñas cosas que nos han ido bien en nuestro día a día nos ayuda a cambiar la manera como interpretamos y reaccionamos a las situaciones. Y evitar centrarnos únicamente en las cosas que no han ido tan bien o han salido mal.

4. Ser capaz de pedir ayuda. Cuando nos sentimos débiles, nuestra resiliencia se tambalea y nuestros recursos internos te parecen pocos para hacer frente a tu día a día, debemos aprender a buscar y pedir ayuda.

Una y otra vez nos enfrentaremos  a situaciones difíciles, donde  parece que ninguna solución es  buena, e incluso que no existe. Sin embargo, toda crisis lleva un componente de amenaza unido a un  componente de oportunidad. La amenaza se ve claramente y  causa el estrés. La oportunidad  puede incluso permanecer oculta,  pero siempre está ahí .

Promover la resiliencia es reconocer la fortaleza más allá de la vulnerabilidad.

Llama ahora