Microbiota intestinal. ¿cómo está tu flora intestinal?

¿Que es microbiota intestinal o flora intestinal y para qué sirve?

La  microbiota intestinal es el conjunto de todas las bacterias y microorganismos que conviven contigo en tu intestino. Cada uno tiene una composición distinta que cambia a lo largo del tiempo y según los hábitos de vida que mantenemos.

De que la microbiota intestinal esté equilibrada, fuerte y sana dependen muchas funciones:

  • Nos permite digerir muchos nutrientes que nuestro estomago no puede, mejorando asi nuestro proceso de digestion
  • Produce para nosotros ciertos componentes importantes para nuestra salud y nos ayuda a eliminar otros que son tóxicos
  • Refuerza nuestro sistema inmunitario y evita infecciones por otros microorganismos
  • Ayuda a que nuestra mucosa intestinal esté sana y fuerte
  • Esta muy ligada al funcionamiento del cerebro y los estados nerviosos

Un desequilibrio de la  microbiota intestinal, tambien llamado disbiosis, puede ser el responsable de alteraciones como:

  • Alteraciones del metabolismo y problemas de peso
  • Enfermedades inflamatorias o alteraciones del sistema inmune
  • Muchos trastornos digestivos como estreñimiento, diarrea, flatulencia, hinchazón abdominal, etc.
  • Puede afectar incluso a la salud mental no ayudando al estado de ánimo ni a la depresión.

Causas del desequilibrio de la microbiota intestinal

La microbiota intestinal se desequilibra cuando algo causa una reducción del número de bacterias y microorganismos, se vuelve menos diversa o hay más cantidad de microoganismos patógenos, aquellos que pueden causar enfermedades.

Varios factores pueden llevar a un desequilibrio de la microbiota intestinal:

  • Hábitos de alimentación no saludables: alimentación con poca fibra, pocos vegetales y un consumo excesivo de ultraprocesados o alimentos con azúcar.
  • Hábitos de vida no saludables o tóxicos: falta de ejercicio fisico, sueño de baja calidad, consumo de tabaco y alcohol.
  • Medicación, especialmente antibioticos.
  • Etapas de estrés sostenido en el tiempo o estados de ánimo depresivos.
Microbiota intestinal

¿Cómo saber si tengo la microbiota intestinal desequilibrada?

Son muchos o síntomas inespecíficos que suelen acompañar a una disbiosis intestinal o desequilibrio de la microbiota intestinal y por ello es muy difícil poder llegar a veces a descubrir que el origen puede estar en una disbiosis intestinal.

Estos son algunos de los síntomas que pueden dejar entrever que la microbiota del intestino esta alterada o hay un aumento de la permeabilidad del intestino, esto es, que las paredes del intestino estan muy debilitadas:

  • Cambios en a frecuencia de las heces o un hábito defecatorio alterado: estreñimiento o diarrea
  • Hay alimentos que provocan malestar o flatulencia
  • Ya tienen diagnosticado un trastorno digestivo funcional como el Síndrome de Intestino Irritable
  • Gases en forma de eructos o flatulencia intestinal con olor desagradable
  • Propensión a sufrir infecciones

Cuándo pedir un estudio de microbiota intestinal

En la  mayoría de casos se puede intuir que la microbiota intestinal puede estar dañada por la sintomatología que el paciente presenta, su historial médico y sus hábitos alimentarios. Sin embargo, se dan muchos casos en los que se tratan los trastornos digestivos de manera muy superficial, bien con medicación, bien con dietas de exclusión y poca educación alimentaria.

Conocer el estado de tu microbiota intestinal ayuda a tomar decisiones más coherentes que permiten solucionar los problemas digestivos de raíz sin necesidad de realizar, en muchos casos, dietas de exclusión de alimentos.

Solicita un estudio de microbiota en nuestro servicio de psiconutrición si:

  • Hay muchas intolerancias a alimentos y no das con una solución integral y sostenible que mejore tu sintomatología
  • Tienes un historial muy largo de problemas de salud, medicación y hábitos alimentarios no saludables.
  • No encuentras solución para los cambios en el habito de defecación.
  • Tienes muchas infecciones.

Cómo funciona un test de microbiota intestinal

Los test de microbiota intestinal se realizan tomando una muestra de heces. Desde Investe psicólogos te ayudamos a acceder a ellos con toda la confianza y garantía posible, a través de nuestro servicio de psiconutrición.

El procedimiento es el siguiente:

  1. Contacta con nuestro servicio de psiconutrición para que la dietista-nutricionista recoja tus datos. En caso de que no tengas claro qué prueba solicitar o no estés actualmente en terapia con un dietista-nutricionista, te aconsejamos ponerte en manos de un profesional antes de pedir pruebas. Es posible que con un proceso de mejora alimentaria se reduzca la sintomatologia en su mayor parte.
  2. Recibirás en tu domicilio el kit para recoger las muestras necesarias. En todo momento puedes pedir asesoramiento a nuestra dietista-nutricionista.
  3. Recogerán las muestras en tu domicilio para su análisis.
  4. Cuanto estén los resultados la dietista-nutricionista te llamará para explicarte los resultados y ofrecerte orientación y la posible suplementación, en caso de que no estés en terapia con nosotros.
Microbiota intestinal

Cuida tu microbiota intestinal

La microbiota intestinal, también conocida como flora intestinal, es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino, desempeñando un papel crucial en nuestra salud general y bienestar mental.

Estos microorganismos, que incluyen bacterias, virus, hongos y otros, forman una comunidad compleja y diversa que se establece desde el nacimiento y evoluciona a lo largo de nuestra vida, influenciada por factores como la dieta, el estilo de vida, el entorno y el uso de antibióticos.

Uno de los roles más destacados de la microbiota intestinal es su impacto en la digestión y la absorción de nutrientes. Las bacterias intestinales ayudan a descomponer alimentos que el cuerpo humano no puede digerir por sí mismo, produciendo ácidos grasos de cadena corta, vitaminas y otros compuestos beneficiosos.

Además, estas bacterias contribuyen a la regulación del sistema inmunológico, ayudando a proteger contra patógenos dañinos y manteniendo el equilibrio inmunitario.

La microbiota intestinal también tiene una relación intrínseca con el cerebro, una conexión conocida como el eje intestino-cerebro. Este eje implica una comunicación bidireccional entre el sistema nervioso central y el tracto gastrointestinal, mediada por mecanismos como el nervio vago, el sistema inmunológico y metabolitos bacterianos.

La microbiota intestinal puede influir en la función cerebral y el comportamiento a través de la producción de neurotransmisores y metabolitos neuroactivos, la modulación del sistema inmunológico y la regulación de la inflamación.

La psiconutrición es un campo emergente que estudia cómo la nutrición afecta nuestra salud mental y emocional, destacando la importancia de una microbiota intestinal equilibrada. Una dieta rica en fibra, probióticos y prebióticos puede promover una microbiota saludable, mejorando así el bienestar mental. Alimentos fermentados como el yogur, el kéfir, el chucrut y el kimchi son excelentes fuentes de probióticos, mientras que frutas, verduras, legumbres y granos enteros proporcionan prebióticos que alimentan a las bacterias beneficiosas.

La disbiosis, un desequilibrio en la microbiota intestinal, se ha asociado con diversos trastornos de salud mental, como la depresión, la ansiedad y el estrés. La inflamación sistémica y las alteraciones en la producción de neurotransmisores son algunos de los mecanismos propuestos que vinculan la disbiosis con estos trastornos. Por lo tanto, mantener una microbiota equilibrada no solo es esencial para la salud física, sino también para la salud mental.

Intervenciones dietéticas específicas y el uso de suplementos probióticos y prebióticos pueden ser estrategias efectivas para restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal y mejorar la salud mental. Sin embargo, es importante personalizar estas intervenciones, ya que la composición de la microbiota varía entre individuos.

En resumen, la microbiota intestinal desempeña un papel fundamental en la digestión, el sistema inmunológico y la salud mental. La psiconutrición subraya la conexión entre una dieta saludable y el bienestar emocional, destacando la importancia de mantener una microbiota equilibrada.

Adoptar una dieta rica en fibra, probióticos y prebióticos, junto con un estilo de vida saludable, puede contribuir significativamente a la salud integral. La comprensión y el cuidado de nuestra microbiota intestinal son pasos esenciales hacia un bienestar físico y mental óptimo.

Llama ahora