Psicología Infantil

El autismo es un trastorno del desarrollo de base neurobiológico cuyos déficits nucleares se observan en la comunicación y la interacción social, acompañados de intereses repetitivos o limitados.En ausencia de marcadores biológicos, hasta la actualidad el diagnóstico de autismo ha quedado limitado a un diagnóstico clínico, basado en los comportamientos observados, en la historia de desarrollo y en el perfil psicológico del sujeto.

¿Qué piensas sobre tu hijo?

Tener creencias erróneas sobre los hijos es muy común en los padres. En muchas ocasiones, tener ciertas creencias sobre los hijos van a mantener o a empeorar el problema presente del menor. Ya sea problemas de conducta, desobediencia, rabietas, problemas en el ámbito escolar o social, baja autoestima o ansiedad, entre otros, es necesario trabajar con los padres las creencias erróneas que puedan tener. 

Las peleas entre hermanos son habituales en todas las casas desde el instante en que nace el menor de ellos, y desde esos primeros momentos tienen que aprender a compartir no solo sus juguetes, sus cosas, los libros, la ropa cuando son algo mayores, sino algo mucho más importante y menos tangible, la atención de sus padres. 
Existe gran cantidad de juegos de tablets para potenciar los déficits de los niños con TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad). En esencia el TDAH es un Trastorno de Déficit de la Función Ejecutiva (TDFE) y son siete las funciones ejecutivas que se desarrollan con el tiempo, en general de forma cronológica, y que en las personas con TDAH están deterioradas. 
La ansiedad en niños y adolescentes se caracteriza por una excesiva preocupación, un malestar considerable, molestias fisiológicas y comportamientos de evitación. La ansiedad en niños y adolescentes involucra tanto temor como miedo, pero tiene mayor intensidad y persistencia que un episodio de miedo. Así, la ansiedad es una reacción vital y natural que actúa como señal de alarma y prepara a la persona para obtener un mejor rendimiento frente a una situación de amenaza y pode reaccionar con rapidez.
El TDAH  (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es un trastorno de inicio en la infancia, que presenta un patrón persistente de conductas de desatención, exceso de actividad y dificultad de controlar los impulsos o impulsividad. Es uno de los trastornos más estudiados en psicopatología infantil, donde principalmente se partió de un enfoque médico para aparecer posteriormente aproximaciones conductuales, neuro-cognitivas, genéticas y sociales que han enriquecido la comprensión de este polifacético problema.
¿Son tus hijos adictos al móvil? En la última década, los móviles han evolucionado de forma vertiginosa; hoy en día ofrecen una amplia variedad de aplicaciones y son prácticamente iguales que un ordenador. Los adolescentes y los niños en menor medida, utilizan su móvil a diario para un sin fin de funciones (videollamadas, chatear, calculadora, despertador, para jugar, conectarse a Internet, etc.).  
Las rabietas son habituales a partir de los 2 años. A esta edad, los niños todavía se muestran muy dependientes de sus padres y controlan poco sus impulsos. Las rabietas forman parte del proceso normal de desarrollo de un niño. Evolutivamente, en torno a los dos años de vida los pequeños pasan por una fase de autoafirmación personal, en la que parece que su respuesta favorita sea NO. Lo que pretenden es probar a sus padres o cuidadores y demostrar que son más autónomos, que ya no son bebés.
Al hablar de problemas de comportamiento nos referimos a todos los problemas que giran en torno a conductas inadecuadas de los niños  que plantean dificultades de convivencia familiar. Los trastornos de conducta más frecuentes se encuentran en niños con TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad), niños con trastorno negativista desafiante y niños con trastorno disocial.