Sin categoría

Nos encontramos ante la epidemia del Covid19 (Coronavirus) y el confinamiento de toda la ciudadanía, algo que veíamos como muy lejano que nos ocurriera. Esto está causando a muchas personas situaciones y sensaciones de ansiedad y miedo. Se trata de una emoción básica que aparece cuando sentimos una escasa capacidad de control y de predicción. Su función es la de hacernos reaccionar y escapar de lo que se identifica como peligroso. Aunque, en ocasiones, el miedo también nos paraliza. 
Uno de los problemas que más preocupa a los padres a nivel escolar es el rendimiento académico de sus hijo y más en concreto el posible fracaso escolar que tanto escuchamos en las noticias y que no sabemos muy bien cómo afrontar si nos toca de cerca. Para conocer un poco más sobre esta problemática, a continuación vamos a exponer posibles causas y como actuar frente a estas situaciones.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad que afecta a los mecanismos que regulan el estado de ánimo. La persona que sufre un trastorno bipolar pierde el control sobre su estado de ánimo y éste tiende a describir oscilaciones más o menos bruscas, que van desde la euforia patológica –llamada manía– a la depresión. El trastorno bipolar es una enfermedad crónica, episódica y recurrente, en cuyo tratamiento los fármacos resultan imprescindibles, aunque en la mayoría de las ocasiones sea necesario complementarlo con una intervención psicológica adecuada.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA DEPRESIÓN?

A igual que la alegría y el placer, la tristeza es un sentimiento que podemos experimentar todos en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, en términos médicos, una persona con depresión siente algo más allá que la tristeza que cualquiera de nosotros puede experimentar en algún momento. La depresión es una enfermedad frecuente y potencialmente grave que puede afectar a cualquiera. Se estima que 1 de cada 5 personas la padecerá a lo largo de su vida.
Uno de los principales problemas que tiene los padres en la actualidad tiene que ver con la educación de los hijos. El objetivo principal de la educación de los hijos es consolidar las conductas positivas y suprimir las conductas negativas. En general, los padres, piensan y hacen  uso del castigo como un buen recurso para suprimir las conductas negativas pero, desde la psicología se ha demostrado que el castigo es efectivo en pocos casos y, para que lo sea, tiene que imponerse lo más cercano posible a la conducta negativa y por un periodo de tiempo corto, es lo que se llama acción contingente  a la conducta que queremos castigar.
Ser asertivo es tener una actitud de autoafirmación y defensa de nuestro derechos personales, que incluye la expresión de nuestros sentimientos, preferencias, necesidades y opiniones, en forma adecuada; respetando al mismo tiempo, los de los demás. Es un comportamiento comunicacional en el que la persona ni agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que expresa sus convicciones y defiende sus derechos. 
El coordinador de parentalidad es una figura profesional del ámbito de la salud mental y con formación jurídica que se encarga de realizar una intervención centrada en la resolución de disputas de padres divorciados o separados con hijos que se encuentran en riesgo, producido por la exposición a los conflictos presentes entre sus padres, inmersos en el proceso de divorcio.
¿Son tus hijos adictos al móvil? En la última década, los móviles han evolucionado de forma vertiginosa; hoy en día ofrecen una amplia variedad de aplicaciones y son prácticamente iguales que un ordenador. Los adolescentes y los niños en menor medida, utilizan su móvil a diario para un sin fin de funciones (videollamadas, chatear, calculadora, despertador, para jugar, conectarse a Internet, etc.).  
La orientación sexual se refiere a la atracción afectiva y sexual que las personas sentimos por otras personas. La orientación sexual se manifiesta como un sentimiento profundo y esencial, es una vivencia muy estable en la mayoría de las personas, y que una vez que se establece suele mantenerse constante a lo largo de la vida. Es importante que quede claro que la orientación sexual no se transmite de padres a hijos.
Son cada vez más los menores expuestos a violencia de género. La violencia de género es un fenómeno sumamente complejo con implicaciones múltiples  que afecta,  no sólo a las mujeres que sufren las agresiones sino también a los menores que conviven con la víctima. Estamos hablando de niños y adolescentes que presencian y/o sufren directamente la violencia que está presente en su hogares en el día a día, donde se encuentran inmersos en situaciones de opresión y control y tienen una relación basada en el abuso de poder y sobre todo en la desigualdad dentro de sus hogares.