PSICONUTRICIÓN Y REEDUCACIÓN ALIMENTARIA

INVESTE PSICÓLOGOS

La psiconutrición es una forma de trabajar en la consulta de nutrición que permite realizar un trabajo más profundo en lugar de quedarnos con la superficie del problema. Nos permite enseñar al paciente a conseguir objetivos nutricionales que perduren a largo plazo porque trabajamos con un enfoque integral que tiene en cuenta la relación entre la mente y los hábitos alimentarios del paciente.

También puedes llamar al teléfono

962 868 816

A través de las herramientas de psiconutrición y coaching nutricional el paciente aprende a motivarse para cambiar sus hábitos alimentarios, a trabajar la aceptación e imagen corporal cuando se busca perder peso, aprende a salir de la zona de confort y a relacionarse con la comida desde una perspectiva sana y flexible, alejada de las restricciones y prohibiciones.

La reeducación alimentaria es el proceso de aprendizaje necesario para que el paciente conozca en profundidad que es comer sano y tenga recursos para tomar buenas decisiones con la comida. El objetivo es construir unos hábitos alimentarios coherentes que puedan integrarse en el día a día con normalidad y además que permitan conseguir sus objetivos de salud.

reeducacion alimentaria

Nuestra metodología en PSICONUTRICIÓN Y REEDUCACIÓN ALIMENTARIA

  • El primer paso consiste en realizar una sesión inicial. En esta sesión los objetivos son recabar información sobre los hábitos alimentarios actuales, el historial de dietas del paciente y la problemática que queremos mejorar. El paciente puede elegir conocer su peso o no. Finalmente se elabora un plan de acción que incluye la motivación del paciente y los objetivos a conseguir. Esta sesión tiene una duración de 1,5h.
  • De 2-5 días el paciente recibe por email un Dosier nutricional con toda la información práctica necesaria para comenzar con los primeros cambios nutricionales y la hoja de ruta para conseguir los objetivos propuestos. Este dosier contiene la rutina dietética diaria que el nutricionista propone al paciente, cómo flexibilizar así como ideas para comer y cenar. Cada Dosier es perfectamente individualizado para cada paciente.
  • A partir de aquí se realizan sesiones de acompañamiento de 45 minutos de duración. En las sesiones de seguimiento se trabaja por un lado la parte práctica y nutricional para ir aplicando las indicaciones del Dosier nutricional y ampliando la información que el paciente tiene sobre los alimentos. Y por otro lado se aplican herramientas de psiconutrición y coaching nutricional para facilitar la consecución de objetivos del paciente, la motivación, la adherencia a las pautas dietéticas y conseguir una buena relación con la comida.
  • Durante el proceso el nutricionista puede elaborar más material complementario
  • individualizado para el paciente y el paciente va a poder contactar con el profesional a través de un chat privado para las dudas más sencillas que pueden surgir en el día a día.
  • Las sesiones de acompañamiento serán distribuidas según las necesidades del paciente cada semana, cada quincena, cada 3 semanas, cada mes o en fases más avanzadas cada 3 meses.

Con este tipo de enfoque no se realizan dietas estructuradas ni cerradas, ni calendarios mensuales de menús no personalizados. Ni se realizan pesajes continuos en cada sesión.

Las sesiones van orientadas a conseguir una forma de comer libre y sana, alejada de restricciones ni imposiciones.

El paciente decide qué cambios quiere hacer y trabaja en equipo con el nutricionista. Se aprende a practicar la autoconciencia alimentaria.

QUE PODEMOS TRATAR CON EL SERVICIO DE PSICONUTRICIÓN Y TERAPIA DE
REEDUCACIÓN ALIMENTARIA

Pérdida de peso natural y amable: se trabaja en lograr una pérdida de peso

sana que el paciente pueda sostener en el tiempo a través de hábitos alimentarios realistas, sanos y que permitan normalizar el entorno social en el que el paciente vive.

Ansiedad al comer y comer

emocional: cualquier problemática y desequilibrio con el apetito se puede trabajar con este tipo de enfoque para lograr que el paciente tenga recursos con los que poder gestionar mejor las emociones y las decisiones alimentarias, fuera de las restricciones y prohibiciones alimentarias.

Trastornos de la conducta alimentaria: problemáticas que ya se han convertido en trastorno como la anorexia o la bulimia. En la consulta de psiconutrición se trabaja junto al psicólogo para que el paciente conozca qué es comer sano y se fomente el cambio de creencias que lo ha llevado a sufrir el trastorno.

Cambio de hábitos: este tipo de enfoque trabaja muy bien cualquier objetivo de cambio y mejora de hábitos que se proponga el paciente. El paciente aprende a establecer cambios duraderos y a salir de la zona de confort de forma sana y realista sin dejar de ser disciplinados. En este sentido el paciente puede trabajar por construir una forma de comer más sana, aprender los cimientos de la alimentación antiinflamatoria, la alimentación vegetariana o cualquier cambio que desee.

Salud en la mujer: trabajaremos para lograr implementar en el día a día las bases nutricionales que una mujer necesita para mejorar sus problemas hormonales y disfrutar de más calidad de vida y sensación de bienestar con su cuerpo a lo largo de las etapas más difíciles.

Salud digestiva y salud integrativa: con la terapia de reeducación alimentaria el paciente puede aprender a trabajar en unos hábitos alimentarios y de estilo de vida que fomenten la mejora de los síntomas digestivos de trastornos funcionales como sibo, hinchazón, estreñimiento, síndrome de intestino irritable que en muchos casos también deriva de una mala gestión de las emociones. Así como corregir unos hábitos alimentarios que llevan a empeorar los síntomas de problemas cardiovasculares.

Psiconutrición y reeducación alimentaria

Tratamientos en counseling psicológico

El paciente no se siente esclavizado con la comida, sino que aprende a sentirse libre de comer como él lo decida.

  • Se aprende a ser responsable y tomar decisiones alimentarias alineadas con los objetivos que se pretenden sin sentirse sacrificado o limitado.
  • Se mejoran los problemas de ansiedad con la comida
  • El paciente deja de sentirse esclavizado del peso, aprende a interpretarlo de mejor manera y relacionarse mejor con su cuerpo.
  • Se disfruta de muchos tipos de comidas sin prohibirse la que más nos gusta.
  • Aprende a trabajar su tolerancia a la frustración cuando busca cambios físicos
  • Aprende a valorar los cambios positivos más allá del peso que su forma de comer le produce
  • Aprende a reconocer sus niveles de saciedad y a escuchar mejor a su cuerpo
  • Se evita la frustración al trabajar en objetivos realistas y ordenados con la comida.
  • Se adquieren verdaderos conocimientos de nutrición.
  • El paciente aprende a identificar obstáculos y solucionar problemas de apetito.
  • Consigue motivarse y sostener a largo plazo los hábitos alimentarios.
  • El paciente no se siente juzgado por el nutricionista y se fomenta la relación positiva con la comida y el refuerzo positivo.

RESERVA TU CITA

Envíanos este formulario con tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.

    He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad

    Ética profesional

    Investe Psicólogos cumple de forma responsable los principios de conducta profesional tratando a nuestros pacientes con suma confidencialidad y respeto. Estos preceptos son fijados y controlados por el Colegio Oficial de Psicólogos en su Código Deontológico, cuyo objetivo es salvaguardar el bienestar de los clientes de servicios psicológicos así como la integridad de la profesión.

    Call Now ButtonLlama ahora