carácter Tag

Señales de consumo y principales consecuencias.
Los adolescentes enganchados a la marihuana suelen fumar varias veces a la semana o incluso todos los días. Uno de cada cuatro jóvenes de entre 12 y 24 años admite haber fumado porros durante el último año. Y es que la marihuana se ha convertido para los adolescentes en algo casi inofensivo, la mayoría creen que controlan el hábito y que son capaces de dejarlo en cualquier momento, y la realidad es que en general no les es posible hacerlo. 
Las rabietas son habituales a partir de los 2 años. A esta edad, los niños todavía se muestran muy dependientes de sus padres y controlan poco sus impulsos. Las rabietas forman parte del proceso normal de desarrollo de un niño. Evolutivamente, en torno a los dos años de vida los pequeños pasan por una fase de autoafirmación personal, en la que parece que su respuesta favorita sea NO. Lo que pretenden es probar a sus padres o cuidadores y demostrar que son más autónomos, que ya no son bebés.