Habilidades sociales Tag

No  todo los niños con TDAH son iguales. Los expertos que trabajan con niños con trastornos por déficit de atención disponen de distintos nombres para diferentes tipos de déficit de atención e hiperactividad, en función de cuáles sean los problemas más marcados en cada niño o niña. Por este motivo, algunos tienen TDA (Trastorno por déficit de atención) mientras que otros tienen TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Sencillamente, presentan problemas distintos. 
El trastorno negativista desafiante consiste en un patrón de conductas  hostiles, desafiantes y negativistas por parte del niño o del adolescente dirigidas en la mayoría de las ocasiones hacia sus figuras de autoridad, es decir, hacia sus padres, cuidadores principales o abuelos; dándose antes de los 8 años y no más tarde de la adolescencia.  Los niños con trastorno negativista desafiante son desobedientes, irritables, vengativos y muy difíciles, aunque no son extremadamente agresivos ni suelen violar realmente los derechos de los demás, como ocurre por ejemplo en el Trastorno disocialSe caracterizan principalmente por tener muchas rabietas, mostrar desobediencia y enfados diarios, discutiendo con los adultos cuando algo no les parece bien o no es de su agrado y cuando no quieren cumplir órdenes.
La confianza en sí mismo es como una fuerza interior que se expresa a través de nuestras acciones, de nuestros pensamientos y de nuestros gestos y que nos permite activar todos los recursos necesarios con el fin de responder de manera apropiada a una situación determinada. Así, tener confianza en sí mismo significa conocer nuestras posibilidades, creer en nuestras capacidades y estar seguro de ellas. La confianza en sí mismo se construye desde los primeros meses de vida. Son muchos los niños y adolescentes que carecen de confianza en sí mismo ya que la personalidad, la actitud de los padres, el contacto con el mundo exterior, la socialización, así como el entorno en el cual crecemos, condicionan nuestro desarrollo, no solo respecto a nosotros mismos, sino también respecto a los demás y a la vida.
La Inteligencia emocional es la habilidad de las personas para atender y percibir los sentimientos de forma apropiada y precisa, la capacidad para asimilarlos y comprenderlos de manera adecuada y la destreza para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás.
ASERTIVIDAD EN ADOLESCENTES. ¿POR QUÉ NO SOY ASERTIVO? La mayoría de los adolescentes nunca han escuchado la palabra asertividad o únicamente les suena haberlo oído. Y es que el mundo de las habilidades sociales y en particular la asertividad está cada vez más a la orden del día.