Miedo infantil Tag

La ansiedad en niños y adolescentes se caracteriza por una excesiva preocupación, un malestar considerable, molestias fisiológicas y comportamientos de evitación. La ansiedad en niños y adolescentes involucra tanto temor como miedo, pero tiene mayor intensidad y persistencia que un episodio de miedo. Así, la ansiedad es una reacción vital y natural que actúa como señal de alarma y prepara a la persona para obtener un mejor rendimiento frente a una situación de amenaza y pode reaccionar con rapidez.
La ansiedad por separación en la infancia es un miedo bastante frecuente en los niños de 1 a 6 años. La mayoría de las veces, suele ocurrir en las siguientes dos ocasiones: al inicio de la escolarización donde el niño evita entrar en clase, llora en exceso y no quiere separarse de sus padres; y ante la separación entre los padres, especialmente si los padres lo hacen de una manera que ocasiona cambios bruscos en los hijos y no mantienen una relación positiva entre ellos.
Los miedos infantiles son una manifestación emocional muy frecuente, sobre todo en la infancia, ante situaciones y experiencias nuevas. Es una respuesta innata de nuestra mente, forma parte de nuestro ADN emocional. Lo sufren todos los seres humanos ante una sensación que se nos presenta como desagradable o ante la percepción de cualquier peligro. El miedo de algún modo es beneficioso, ya que nos hace reaccionar ante el peligro, ante cualquier amenaza y nos pone en alerta. A pesar del trastorno emocional que produce, se puede decir que es algo natural y necesario en el proceso madurativo del niño. Así, puede crear distintos tipos de trastornos: