TRASTORNOS PSICOLÓGICOS EN LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA

trastornos psicológios gandia

TRASTORNOS PSICOLÓGICOS EN LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA

Cuando  tenemos hijos los centros médicos se convierten en nuestra segunda casa, vacunas, otitis y un sinfín de situaciones que como padres, sobre todo si somos primerizos, suponen incertidumbre, nervios y malestar muchas veces por el desconocimiento que suponen algunas de estas situaciones.  Tenemos claro que debemos acudir al pediatra si nuestro hijo tiene otitis, pero ¿qué hacemos si nuestro hijo está siempre ansioso o triste?, ¿qué hacemos si nuestro hijo tiene comportamientos inapropiados?

Muchas veces la falta de información y el desconocimiento impide tomar decisiones favorables para nuestros hijos. Si nuestro hijo presenta dificultades en el colegio, podemos acudir a un psicólogo; si nuestro hijo tiene conductas que consideramos inapropiadas podemos acudir al psicólogo. Como sabemos que la presencia de trastornos psicológicos en los niños son difíciles de detectar y de gestionar para los padres, a continuación presentamos una lista de los trastornos más comunes en niños para facilitar su detección y acudir a un profesional. Todos los criterios diagnósticos que se presentan están extraídos del  “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales: DSM V”.

TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN:

 

Se trata de un miedo o ansiedad excesiva e inapropiada para la edad del niño y guarda relación con la separación de las personas por las que siente apego. Para ello, se deben cumplir tres de las siguientes circunstancias:

  • Excesivo y recurrente malestar cuando se produce o se prevé una separación de las figuras de apego.
  • Preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las figuras de mayor apego. Puede estar relacionado con que dichas figuras sufran algún daño, enfermedad o muerte. También puede tener pensamientos de posibles acontecimientos adversos como ser raptado o perderse.
  • Resistencia o rechazo persistente a salir lejos de casa, por ejemplo a la escuela, por miedo a la separación.
  • Miedo excesivo y persistente o resistencia a estar solo o sin las figuras de mayor apego en casa o en otros lugares.
  • Resistencia o rechazo persistente a dormir fuera de casa o a dormir sin estar cerca de una figura de gran apego.
  • Pesadillas repetidas sobre el tema de la separación.
  • Quejas repetidas de síntomas físicos, por ejemplo dolor de cabeza, dolor de estómago o vómitos, cuando se produce o se prevé la separación de las figuras de mayor apego.

MUTISMO SELECTIVO:

 

Es una ausencia específica del habla, es decir,  la incapacidad o el fracaso constante para hablar en situaciones específicas, por ejemplo en el colegio, a pesar de que si se habla en otras situaciones, por ejemplo en casa. Para realizar un diagnóstico debe ocurrir durante al menos un mes (no se tiene en cuenta el primer mes de colegio). Se deben cumplir algunas condiciones como las que nombramos a continuación:

  • Debe ocurrir de forma constante en situaciones específicas en las que existen expectativas por que se hable, por ejemplo en el colegio.
  • La alteración interfiere en los logros educativos o en la comunicación social.
  • La duración de la alteración es como mínimo de un mes (no limitada al primer mes de escuela).
  • No se puede atribuir a la falta de conocimiento o a la comodidad con el lenguaje hablado necesario en la situación social.
  • El niño no presenta ningún otro trastorno que explique mejor la situación.

TRASTORNO DE ANSIEDAD:

 

Se  produce cuando existe una ansiedad y preocupación excesiva relacionada con algún suceso o actividad durante un mínimo de seis meses. Deben existir algunos de los siguientes síntomas:

  • Esta inquieto, con muchos nervios o con sensación de estar atrapado.
  • Se fatiga fácilmente.
  • Presenta dificultades para concentrarse o dejar la mente en blanco.
  • Presenta Irritabilidad.
  • Tiene tensión muscular.
  • Presenta problemas de sueño.

trastorno psicologico investe gandia

TRASTORNO DEPRESIVO:

 

La depresión en niños es difícil de detectar porque los síntomas varían dependiendo de la edad del menor. A continuación se exponen algunos de los síntomas que pueden aparecer desde la niñez hasta la adolescencia:

  • Estado de ánimo bajo (tristeza, baja autoestima) o irritable (llanto, rabietas, conductas disruptivas)  durante la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Disminución del interés o placer por distintas actividades como juegos o deportes. También pueden aparecer problemas en el rendimiento escolar.
  • Bajada o aumento significativo de peso.
  • Dificultades para dormir, pesadillas o terrores nocturnos.
  • Se encuentra fatigado o con falta de energía.
  • Sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva y disminución de la capacidad para concentrarse.

TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE:

 

Este trastorno se define por una conducta negativista, desobediente, desafiante, oposicionista y hostil hacia las figuras de autoridad. A continuación se exponen algunos de los síntomas incluye este trastorno .

  • A menudo pierde la calma.
  • A menudo está susceptible o se molesta con facilidad.
  • A menudo está enfadado y resentido.
  • A menudo discute con la autoridad o con los adultos.
  • A menudo desafía activamente o rechaza las peticiones por parte de figuras de autoridad o las normas.
  • A menudo molesta a los demás deliberadamente.
  • A menudo culpa a los demás por sus errores o su mal comportamiento.
  • Ha sido rencoroso o vengativo por lo menos dos veces en los últimos seis meses.

En este post se presenta un breve resumen de las características de cada trastorno, si consideras que tu hijo puede cumplir alguno de estos síntomas no dudes en ponerte en contacto con nosotros.